Esther Santiago – Supervivencia entre castaños

Supervivencia entre castaños


Me preguntaba frecuentemente cuánto tiempo podría sobrevivir en aquel bosquecillo de castaños yo sola.
La época de las castañas había sido generosa, y muchas veces había aplacado el hambre con aquellos frutos dulces, pero ya llegaba a su fin.
Los tres manzanos solitarios, plantados en la linde del bosque, producían pequeñísimas manzanas agrias que era un suplicio comer.
Los días cada vez eran más fríos, y el musgo reverdecido iniciaba su escalada anual por los troncos de los árboles.
Era inevitable que siempre llegara a la misma conclusión: ahí no sobreviviría ni dos días yo sola.
Entonces suspiraba con amargura y salía del bosquecillo para continuar mi camino hacia el colegio. Tendría que seguir pensando otras maneras de escaquearme.

Esther Santiago

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s