Pepa Marrero – Delirio musical

Delirio musical

Desde el interior del cuerpo negro y reluciente empezaron a brotar gemidos. Ocurrió en cuanto él deslizó sus ingeniosos y gráciles dedos por aquella seductora sonrisa blanquinegra. Debía conocerle muy bien, pues logró inundar la estancia de gimoteos, gritos, lamentos, silencios, susurros, gimoteos, risas, silencios, quejas… suspiros… silencios… silencios. El maestro extasiado miró hacia el lugar de donde provenían los aplausos y deseó con toda el alma atrapar el goce que le goteaba mezclado con el sudor.

Pepa Marrero

Anuncios

Un comentario

  1. Muy bien narrado. Yo también escribí un cuento hace ya muchos años sobre un niño que toca un piano narrado con ambiguedad. En este relato está apenas sugerido el concierto. Me atraen las historias que tienen relación con la música y los instrumentos musicales. Mi enhorabuena.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s