Eduardo García – Hay un abismo de asfalto

Hay un abismo de asfalto
en mitad de la calle,
no entiendo como las aceras
persisten a tanto daño.
En los semáforos
el cirujano de las mañanas
extirpa mil sonrisas.
La pita de los coches deambula
por las ciudades pidiendo auxilio.
Todos los días del mundo
muere un pez de plástico,
en la barriga de alguien,
y no pasa absolutamente nada.
El aire sabe a veneno
y dios toca las campanas
llamando a gente sin cabeza.
Hay un holocausto que empieza
temprano y acaba muy tarde,
será porque el día ahora tiene
más de veinticuatro horas
A ver quién salta primero,
la extraña manía de vivir en el vértigo.
La vida es este caos que no se resigna.
Hay sombras que no soportan
ni a sus propios cuerpos.
Las farolas de los parques escupen luces
pero sé que prefieren la oscuridad.
El día es ese huérfano despeinado
que deambula por las verdades a medias
de este frío cada vez más absurdo.

Eduardo García

5 comentarios

  1. Estupendos versos, Eduardo. «Hay un holocausto… será porque el día tiene más de veinticuatro horas». Reflejas bien nuestra vida urbanita. Siempre viviendo al límite del colapso por llegar a todo. ¿A todo? ¿A qué?

    Abrazo fraterno.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s