FOTO-RELATO Acuérdate de mí

Acuérdate de mí

 Acuérdate de mí cuando la vida
 te llene la mochila de alegría;
 cuando, en tu andar, las calles te deslumbren
 rebosantes de luz.

 Acuérdate de mí cuando la suerte
 firme un pacto contigo, después de haber jugado 
 a cara o cruz.

 Cuando colmes tus manos de caricias
 y se llene de rosas tu jardín,
 y te nazcan amores que te abracen,
 acuérdate de mí.

 Pero también, y sobre todo,
 acuérdate de mí
 cuando cierres, de noche, tu ventana
 y las duras espinas del silencio
 no te dejen dormir.
 Cuando extiendas la mano y esté fría;
 cuando te sobre el vino y no haya amigos
                                 con los que compartir.

 Acuérdate de mí cuando el dolor te agobie,
 cuando la soledad convierta en gris tu día,
 cuando sientas que el aire te abandona
                        y toda tu apetencia sea huir.

 Cuando la oscuridad de la tristeza
 apague de tus ojos la ilusión
 que alumbraba un azul de fantasía,
                              acuérdate de mí.

 Acuérdate de mí cuando esté lejos,
 que pinté estas palabras en el viento,
                            sólo pensando en ti.



 Francisca Díaz Fernández

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s