FOTO-RELATO A veces

A veces...


A veces se que me sueñas de todas las maneras imaginables, pero yo te sueño siempre dormida y despierta sin tules, ni espejos ni copas reflectantes. 

Te sueño real como mi piel y en mi palidez tu salud insulta a la mía con descaro mientras te leo. 
Y te veo leyéndome ahora, escribiendo, pensando…

Sin distancias ni tiempos, aquí a mi lado con la mueca de una sonrisa, mirada de sorpresa y ojos livianos, indagando mieles, sencillos, brillantes, hermosos, solitarios, apasionados. 

Todas las borrascas son danzadas frenéticamente en tu azul verdoso de cielo y campo mientras anochece en ésta isla casi inexistente donde respiro tu aire con el ansia audaz de una sobredosis de oxígeno que me aquieta el alma regenerando los sentidos más insospechados en un alarde de vida deseosa de ser compartida reverenciando al amor en sus más íntimos secretos pulsando la frágil línea de lo etéreo con el tacto fragmentado en latidos acelerados con la desnudez del alma que se acopla en cópula fértil entre el desorden y lo puntualizado con la rigidez militar de lo establecido para desestabilizarlo con la ironía de la amarga tristeza que justifica al desánimo peculiar, transgresor, infantil , cómodo , relajado en la melancolía que como levadura al pan dejas reposar laminando ideas en nuevos ocasos -madrugadas ciertas emancipadas en el silencio que acunan tus párpados soñolientos, tercos o resignados- desflorando margaritas en síes y noes balbuciendo palabras de amor o rechazo entre el caudal blanco de nieve efímera que se vuelve agua templada entre tus manos -ella, amaneciendo junto a la esperanza de ese toque mágico donde las realidades se licuan en susurros diáfanos que no escuchas…-

Persiste el hilo invisible que borda diarios momentos entre ambos, agotando horas en el tiempo escaso donde se entrelazan las escenas dulces con llantos velados, la carcajada con el enfado. 
Siempre te espero. 

A veces en vano. 

A veces...


Nieves Merino Guerra 

5 comentarios

  1. Muchísimas gracias, mi queridísima y grandiosa Pepa.
    Eres generosa, buena amiga, detallista…
    Además de una genia escribiendo.
    Te admiro mucho.
    Y te quiero mucho también.
    Eres estupenda.
    Besos y abrazos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s