FOTO-RELATO Rosa la bella no fue al cielo (fragmento)

Rosa la bella no fue al cielo (fragmento)

Y con el tiempo, lejos de curarse se le fue abriendo más la grieta del corazón y por allí se le filtraba no solo el frío del invierno, sino los ecos de su nombre, los caprichos de mujer enamorada, los entuertos del destino y todo lo que por allí se moviera y tuviera que ver con el amor. Por sus venas corría, más que sangre, una secreta esperanza de que en alguna tarde, en alguna noche ella al fin regresara y le hablara como si nada, como si no se hubiera marchado sin despedirse enterrándole hasta el tuétano su daga del silencio. Así, todos los días de su vida le dejaba su caballo en la tranquera para que él la llevara hacia donde estaba su verdadero amor”.

Gladys Acevedo

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s