Pepa Marrero – Poema trasnochado

 
 
 
 POEMA TRASNOCHADO
  
 Venía dando tumbos,
 despeinado, desaliñado,
 la mirada perdida y llorando.
 Llorando y riendo
 al mismo tiempo.
 Venía que daba pena
 y era todo lo que tenía,
 vacías las manos, sin rumbo,
 a tientas por los renglones oscuros
 de la calle desierta.
 Venía y no llegaba
 la sangre al latido,
 el aire al suspiro
 y a pesar de la flojera
 seguía buscando el sentido.
 Venía a trompicones,
 enredado entre tuneras,
 encaramado en los riscos,
 buscando la métrica,
 el título lo dio por perdido.
 Venía borracho el poema,
 se había bebido las rimas,
 andaba con los versos troquiados
 y la estrofa perdida,
 seguía en pie el poema… y venía…
 aún le quedaba ritmo.
   

Pepa Marrero

4 comentarios

  1. Gracioso el juego de sorpresa. Un poema que comienza como si hablara de un hombre embriagado y, luego, el lector comprende que está hablando de cómo se desarrolla el poema. Muy bueno. Enhorabuena.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s