FOTO-RELATO Te pegas a mi risa

Te pegas a mi risa como yo a tu silencio

manos doradas

Te pegas a mi risa como yo a tu silencio.
Porque siento que ahí nadie me espía, nadie me juzga.
Tienes manos doradas
y ojos como perlas de noche estrellada.
Y sin embargo aún no sé tu nombre
sólo tu apodo.
Amor.
Sólo eso escuché,
cuando te rozó mi pecho al mirar tus ojos.
Se hizo entonces el silencio, se hizo el deseo.
Y nada volvió a ser como antes
de descubrir que no estaba loco.

 

Juan Carlos Luzardo

2 comentarios

Responder a Pippo Bunorrotri Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s