Francisco Lezcano Lezcano – En el mercado variopinto

En el mercado variopinto

 

Crucificado sobre el asfalto,

cabeza abajo como San Pedro,

en una nube de alcohol y amoníaco,

un hombre agoniza.

    

Paseantes carroñeros,

vestidos de domingo,

a codazos se abren camino

para estar en primera fila.

¡La televisión va a llegar!

    

En el mercado variopinto

vocean los vendedores.

¡Se les va la clientela!

    

Allá arriba, donde las gaviotas se columpian,

remonta un globito de feria.

Sube, sube el globo

hacia las aves altas, altas.

Tiene forma de corazón.

    

En el mercado variopinto

se oye el llanto de un niño desconsolado.

¿Sube el corazón-globo del niño,

o escapa del pecho ya en calma

del borracho crucificado?

 

Facebook: Francisco Lezcano Lezcano

Anuncios

Un comentario

  1. Francisco Lezcano es un atento observador de la realidad. Lo sorprendente es que pueda llevar esa observación a la poesía, como si fuera un prosista. Hermoso el poema!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s