Francisco Lezcano – ¡A table!

¡A table !         

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Francisco Lezcano Lezcano

                                                           

Tres calidades de carne en el menú.

A la mesa, nueve adolescentes.

 

El día estaba barnizado de sol,

el aire de cristalino iris.

Aromas de tomillo revoloteaban por los platos.

Tufillos de asado.

 

¡Beurk!

¿Otra vez carne?

Soñábamos con pescado a la plancha;

y para postre: Flan ¡Es domingo!-

dijeron los niños pensionarios.

 

En Sarajevo

otros niños nada saben de fechas.

Para otros niños

cada día puede ser el último.

 

En Uganda los han eliminado a palos.

En Biafra los asesinan con el hambre.

A los kurdos en nubes de gas.

En ciertas calles del mundo

hordas de cazadores

aúllan tras infantes de nadie

perdidos por las cloacas.

 

En otras ciudades,

de bronquios emplomados,

pululan drogadictos infantes,

que por un plato de lentejas

ejecutan para la mafia.

 

¡A table!, en mi casa,

nueve niños bien vestidos

dijeron ¡beurk!

viendo tres calidades de carne.

 

El día estaba barnizado de sol

y el aire de cristalino aire.

 

En el jardín el sauce lloró más que nunca.

Sentí que me ahogaba en las lágrimas de todos los niños-esqueleto

de la Tierra.

 

 

Texto e imagen: Francisco Lezcano Lezcano

Anuncios

3 comentarios

  1. Un poema con una gran carga de tristeza y de crítica social, los que tienen en demasía frente a los que apenas tienen o no tienen nada, una triste realidad. Gracias, Paco, por tu poema. Besos!

    Me gusta

  2. El azote del hambre nos llena de tristeza en este poema-denuncia de Francisco Lezcano. Una llamada de atención para que tengamos en cuenta a esos otros niños, que son demasiados. Un abrazo GRANDE.

    Me gusta

  3. Una gran reflexión. No sabemos la suerte que tenemos de poder educar a nuestros hijos en este mundo, aquí, en esta Europa que amenaza desgajarse… ¡¡pero qué suerte tenemos!! y debemos poner todos los granitos de arena que podamos para cambiar la suerte de esos otros infantes no tan favorecidos por este sol que barniza los tiempos. Gracias por este apunte de vida.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s