LA LUPA – Errando voy, errando vengo

QAErrando voy, errando vengo.

Un artículo de Sasa Sosa

EQUIVOCARSE

       Sigo ahondando en mi ignorancia, así que tengo trabajo para rato. La entrada de hoy es el resultado de piratear todos los blogs que me han interesado en busca de errores, sobre todo propios; pero por favor, las querellas por plagio… a la directora de la asociación.

Como siempre, el resultado me ha dejado perpleja y, a veces, simplemente avergonzada. Abróchense los cinturones, que caemos en picado: CHISTES3

Adolecer. ¿Soy la única que ha utilizado este verbo como sinónimo de carecer? Pues resulta que no tiene nada que ver, que la carencia está solo en nosotros, porque adolecer significa padecer algún defecto o enfermedad (enlace a la RAE –adolecer– por si no te fías, que es lo que deberías hacer), así que cuando has dicho que aquel político adolece de inteligencia, en realidad estabas diciendo que padece inteligencia, que la sufre (porque la ignorancia es la felicidad y la inteligencia un padecimiento, al menos eso me han dicho)y sospecho que eso no es lo que tú querías decir (por norma general; no soy yo, es lo que hay ahí fuera).

-Preveer. Aquí se ha sido mucho más creativo. Básicamente se han cogido dos verbos, se han amasado y se ha creado uno nuevo. Preveer no existe, y parece haber salido de la amalgama de prever y proveer, mira tú que creativos. Este no lo he usado nunca, pero sí que me he lo he tropezado por ahí….por fin un error solo ajeno.

-Un giro de 360 grados. Éste no sabía que podía cometerse. Por un error de cálculo, las personas que lo emplean creen que están llevando a cabo un cambio sustancial de lo que sea…sin darse cuenta de que, en realidad, se han quedado como mismo estaban. Una faena

Literalmente. Aquí me tuve que reír, y fue también uno de esos casos en los que me sentí un poco avergonzada. Porque todos sabemos lo que significa literalmente, sin embargo, se extiende la utilización del término con un sentido totalmente contrario, el de algo figurado. Porque si no ¿por qué nos parece normal oír que a esa persona le han partido literalmente la cara, a pesar de que no se la destrozaron hasta caer en pedazos sanguinolentos al suelo? ¿Por qué decimos que, literalmente, estamos fundidos, cuando nuestro estado sigue siendo sólido? O ¿por qué no nos asustamos cuando un amigo nos dice que, literalmente, está hecho una mierda? “Literalmente” significa Conforme a la letra del texto, o al sentido exacto y propio, y no lato ni figurado, de las palabras empleadas en él (RAE literalmente), así que cuidadito con la literalidad, que es más peligrosa de lo que pensamos.

Este es bueno, tanto que ganas me dan de encerrarme para siempre en una cueva donde nadie pueda encontrarme, mucho menos el tipo al que corregí en el Face por utilizar la locución En olor de multitudes (RAE –olor-).

 humorYo era de esas idiotas que decía, en las pocas ocasiones en que una puede decir algo así, en loor de multitudes(RAEloor), por eso de que el olor me parecía una bajeza indigna del significado de la expresión; así de atrevida es la ignorancia.

Ahora sé que ‘en olor de multitudes’ es la construcción correcta, y lo es desde el latín, casi nada el desliz. Esas construcciones eran relativamente frecuentes, como en olor de santidad(Diccionario panhispánico de dudas –olor de multitudes-), donde la palabra olor tiene un sentido metafórico, pues se entiende que la cualidad a la que se refiere (en este caso la santidad) se exhala como un aroma y, además, casi siempre aparecía como complemento del verbo morir, en tanto que se creía que el cuerpo de los santos exhalaba un olor especial en el momento de su muerte. Esta expresión aún se conserva en la actualidad con el significado de ‘con fama y reputación’.

Por analogía a estas construcciones, surgió en olor de multitud(es), que recoge la RAE con el significado de algo que cuenta ‘con la admiración de muchas personas’. No es que construcción ‘en loor de’ (en alabanza de) sea incorrecta, pero siempre ha de ir seguida del sustantivo que expresa la persona o cosa a la que se dirige la alabanza, no del sustantivo que expresa quién la realiza, por ejemplo: Hablaban en loor del poeta.

Por si fuera poco para mi orgullo herido, me tropiezo con la siguiente afirmación de Lázaro Carreter sobre el ataque de asepsia que me llevó a sustituir olor por loor:

“Se trata, pues, de una etimología popular sui generis, porque, al revés de lo que suele suceder, aproxima un vocablo tan corriente como olor al periférico loor. Tal acercamiento no lo ha maquinado, por tanto, la imaginación colectiva, que suele trivializar, sino más bien la pedantesca que rebusca. Es una etimología seudoculta o petulante”.

Yo, por hoy, ya he tenido suficiente.

ortografía7

Facebook: Sasa Sosa

Blog: Reflexiones irreverentes, cuentos irrelevantes.

Anuncios

4 comentarios

  1. Brillante artículo donde nos aclara unos cuantos de los “cuantiosos” errores que cometemos casi sin saberlo. Yo también siempre que creí que “en olor de” era una deformación de “en loor de”. Sasa Sosa siempre nos ilumina

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s