FOTO-RELATO Un hongo respira

Un hongo respira 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Gotea un hongo

en el tallo marchito del naranjo.

¿Qué dice mientras anda?

¿Desprende circunstancias

o su sustancia propia?

 

Sobre una hoja verde todavía

deposita su semen venenoso.

 

Como un bebé hambriento

la sabia del naranjo absorbe ebria

la inmanencia del hongo.

 

¿Es néctar o veneno?

El hongo calla.

 

Que no se atreva el árbol

jamás a interrogarlo.

 

Facebook: Lucía Rosa González

 

Anuncios

2 comentarios

  1. Extraño y perturbador tu poema, Lucía Rosa González. Parece que fuera la metáfora de un amor nocivo. Tengo ganas de verte. Si no vas a La Orotava en abril, nos veremos en mayo en el Encuentro de Escritores de La Palma. Enhorabuena por esta publicación.

    Me gusta

  2. Gracias. Son hermosas tus palabras. Hay seres agazapados en los troncos que son necesarios para que filtren el levante o la escasa lluvia que nos golpea a ratos con sus hojas secas. ¡Por una larga vida literaria!
    Nos vemos en La Palma.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s