Eva Cubas – Niños sin calles

Niños sin calles

IMG_1720

Ya no hay niños en las calles. Hay bicicletas dispuestas a ser cabalgadas en incesantes carreras o interminables aventuras por los huecos del pueblo aún no construidos. Pero se acabaron los jinetes. La calle quedó desierta.

El miedo y las nuevas prótesis, infalibles intermediarias entre sus recientes vidas y el afuera, les impiden mancharse de tierra sus ropas o ser rasguñados por el asfalto en horas de saltos imposibles para tocar el cielo.

Un niño solo, jugando, haciendo travesuras en los límites de su barrio, es un rapto inevitable para el adulto temeroso, emisario de complejos protocolos con que los pequeños fueron expulsados de los monturrios, de las casetas en los solares, de los estanques, del mundo que les esperaba deseoso ahí afuera.

Cáscaras de latón los conducen ausentes por territorios que ya nada importan, rápidos, inertes, neutros tras el cristal ajeno a la vida. Y a ritmo de motor, se mantiene precariamente su curiosidad en repetitivos paseos por las nuevas rutas del imperio automovilístico.

Los vagabundeos fueron atropellados y abandonados en la calzada. ¿Dónde agonizan sepultados los adoquinados de los niños, escenarios de pequeñas revoluciones cotidianas con que las conciencias se exponían al extrañamiento del mundo, a la infinitud del horizonte?

Las viejas calles se difuminan homogéneas en el silencio de la tarde.

Casi todas ellas olvidaron cómo suena el griterío preguntándose por la libertad.

Facebook: Eva Cubas 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s