Josefa Molina – Alas

ALAS

Abrió las alas y comprendió:  podría volar, irse lejos, dejar atrás el calor del abrigo, del hogar… ¡Al fin era libre!

Entonces sintió la lacerante punzada en el fondo del estómago. Algo le sujetaba a aquel amasijo de transparentes hilos umbilicales y corazones compartidos.

Dudó en dar el primer paso. Avanzar siempre es el mayor de los dilemas por conocer.

Abrió las alas y comprendió: crecer tenía un precio. Y ella, por fin, estaba preparada para pagar el peaje.

Josefa Molina 

6 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s