TE RECOMENDAMOS…Solenoide, de Mircea Cărtărescu

Solenoide, de Mircea Cărtărescu

SOLENOIDE

 

Una reseña de Josefa Molina

Vale, lo reconozco, la primera vez que escuché hablar sobre Mircea Cărtărescu, no tenía ni pajolera idea de quién era. Pero allí estaba, inaugurando la Feria del Libro de Madrid de este año con un discurso que me pareció muy lúcido y bastante crítico hacia el oficio del escritor actual. Más que suficiente para interesarme por este autor rumano.

Indagando por la red, descubrí que Cărtărescu (Bucarest, 1 de junio de 1956) es poeta, escritor, crítico literario y doctor en la Cátedra de Literatura Rumana de la Facultad de Letras de la Universidad de Bucarest. Está considerado como uno de los escritores más importantes de la generación de 1980 y uno de los poetas de más prestigio y renombre en el panorama literario de la Rumanía contemporánea. Cuenta con una amplia producción así como con varios reconocimientos literarios en su haber.

Con esta carta de presentación, y dada mi inclinación hacia la literatura europea, allá que me fui y me compré su última novela, ‘Solenoide’ (Impedimenta, 2017), un libro de 800 páginas. ¡Todo un desafío a la lectura en los tiempos de las redes y la telebasura!

Comienzo la lectura. “He cogido piojos otra vez. Ni si quiera me sorprende, ya no me asusta, ya no siento asco.”  Lo afirmo sin tapujos: me encanta este comienzo.  Así que me adentro más y más en la lectura y, entonces, -siempre hay un ‘entonces’- surge el ‘pero’ -casi siempre hay un ‘pero’-, comienzan las digresiones y, ay, ay, me voy perdiendo: a la trama inicial se añaden los recuerdos de una niñez de los más fría del protagonista -que resulta ser un profesor de literatura amargado e insatisfecho en su vida personal, emocional, social y laboral -, seguida de la descripción de sus sueños que, como todos lo sueños, son de lo más surrealistas y extraños, e historias paralelas de hechos de su entorno que bien podrían ser cuentos intercalados para rellenar -sospecho- más páginas, todo ello, a medida que avanza la novela, en un ambiente onírico y disperso en el que ya el realismo inicial – tan de mi gusto- se fue, literalmente, a freír gárgaras.

Es evidente que cada uno tiene sus gustos literarios, y el mío responde a las historias bien narradas, llena de descripciones, que destilen momentos de reflexión interna, en el que el protagonista se plantee dilemas de tipo filosófico narradas de forma poética, y eso Cărtărescu lo borda pero solo por momentos… Con todo, me leí la novela, y sí, la recomiendo a pesar de que, en mi modesta opinión, le sobran bastantes páginas. Como dato, les cuento la inclusión de diez páginas, ¡¡diez!!, con una sola palabra: ¡socorro! ¿El objeto? Pues ni idea, imagino que como recurso literario con el objeto de sorprender o romper el ritmo de la novela…

El caso es que creo que Cărtărescu podría haber contado lo mismo con menos inclusión gratuita de historias paralelas que no guardan relación directa con la trama inicial del libro. Claro que no soy nadie para hacer crítica literaria, dado que carezco de la formación necesaria para ello, sino que tan solo ofrezco mi opinión personal como lectora, que es de lo que aquí se trata.

Por supuesto, seguiré leyendo a este autor rumano, aunque creo que en mi próxima  elección me inclinaré por algo de su poesía. Ya les contaré.

Josefa Molina

josefamolinaautora.com

Anuncios

3 comentarios

  1. Hace una semana leí Solenoide. Conocí a Cartarescu en Madrid en la feria del libro 2018. Le pedí una firma a una pagina del Ruletista. Mi opinión es de lector. Es un libro intenso, que me desestabilizó, a ratos, me lleno de energías, me recuperó, me tumbó. Encontré memorias compartidas de la infancia; me lanzó a sus pesadillas; compartí lecturas de escritores queridos desde mi adolescencia; trastabillé por esas calles de un Bucarest que no existe; me sumergió en conocimientos olvidados de las ciencias aplicadas; me incentivó a la huida; a la tridimensionalidad; me dejó enamorado de Irina…joder, me encantó.

    Le gusta a 1 persona

    • Qué bueno, Antonio, que lo hayas leído. A mí también me gustó, por eso, hago la recomendación, aunque, desde luego, para mí, le sobran páginas, y esa es la magia de la escritura, precisamente, esa: que todos nos adentramos en los libros de diferente manera. Hay un lector para cada escritor. Desde luego, Cartarescu es de los grandes escritores rumanos actuales, no en vano está donde está. Gracias por comentar.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s