TE RECOMENDAMOS…Mararía, de Rafael Arozarena

Mararía, de Rafael Arozarena

Una reseña de Rubén Mettini

Mararía

Rafael Arozarena nació en Santa Cruz de Tenerife en 1923. Por la época en qué empezó a escribir se incluye dentro de la generación de posguerra y, además, formó parte del grupo fetasiano. Su obra está considerada unas de las aportaciones más brillantes a la literatura canaria de la segunda mitad del siglo XX. “Mararía”, que quedó finalista del Premio Nadal de 1971 y se publicó en 1973, le dio al escritor una fama inesperada, pues la obra se llevó al teatro y se realizó una película dirigida por Antonio Betancor, estrenada en 1998.

En 1988 Arozarena obtuvo el Premio Canarias de Literatura. En el año 2000 ingresó en la Academia Canaria de la Lengua. Murió en el año 2009.

Mararía” seguramente es conocida por la mayoría de lectores, aunque quizás nunca la hayan leído. Esta reseña solo pretende despertar el interés sobre un libro clásico con una trama que se devora. Arozarena tiene una prosa transparente, con muchos giros canarios y con un léxico rural muy preciso. La fuente de inspiración pareciera ser “Pedro Páramo” de Juan Rulfo. En Rulfo los seres están muertos; en ese pueblo de Lanzarote en la década del 40, los habitantes parecen llevar una vida de muertos vivientes.

El viajero que nos cuenta la historia llega al pequeño pueblo de Femés en Lanzarote. Allí despierta su interés una anciana que se mueve en las sombras de la noche y a quien todos consideran una bruja. Cada habitante del pueblo que encuentra contará, con su propia voz, un fragmento de la historia y dará su visión de esa mujer; una mujer que fue muy bella en su juventud, a quien su marido abandonó ante el altar, que tuvo un hijo de otro hombre, que todos amaron, desearon y odiaron, que despertó rencillas y brillo de puñales.

Las voces de todos ellos: el pescador, el sacerdote, el médico, el jorobado, las vecinas, etc., se van entrecruzando como en una gran sinfonía y el lector queda atrapado en esas vidas ruines y miserables, pueriles o piadosas, donde existe más el odio que el amor. Quien la lea deberá ir reconstruyendo la historia a partir de esos relatos entrecruzados.

Mararía” seguirá huyendo de todos, ocultándose en la oscuridad. El lector deberá crear su propia imagen de un personaje plural y contradictorio. Una novela para leer y releer. Una joya de la literatura canaria.

Facebook: Rubén Mettini

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s