Manuel García Díaz – Cuando el amor te da la vida

Del poemario Cuando el amor te da la vida

gaviota

XIX

Quisiera ser tu mar, gaviota dorada,
ser la arena de la playa
en la que descanses de tu vuelo.
Pero tú, joven gaviota, no te cansas
y vuela tu espíritu libre,
pasa junto a mí y no se detiene,
quisiera seguirte
pero mi viejo cuerpo, ya cansado
no me lo permite,
y son mis ojos los que siguen tu grácil aleteo
en busca de sueños.
Veo como te pierdes en el horizonte
y creo que ya no te vuelva a ver,
siento como contigo algo mío se va,
y me duele, me duele el alma,
pero allá a donde quiera que vayas
llevarás un trocito de mi corazón,
para que recuerdes que, en la orilla,
siempre te estará esperando
el que hoy entre lágrimas, te dice adiós.

Facebook: Manuel García 

Anuncios

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s