Eva Cubas – Manifiesto por Mi Derecho a Mar

Manifiesto por Mi  Derecho A Mar

derecho a mar

  1. Estoy enamorada del mar y desde el comienzo del verano mantengo relaciones con él.
    1. Dos hechos lo confirman: He saboreado la piel del océano con la mirada  apretando mis pupilas contra su cuerpo al escuchar el tronar de las olas y he muerto extasiada envuelta en las aguas desgajadas por el viento.
    2. Si amar es lanzarse al abismo del otro sin miramientos, no debemos ser segregados del privilegiado círculo de los recién enamorados.
  2. ¿Por qué debo enfrentarme a ese sentido común  que reduce mi pasión a metáfora, a mero recurso formal, incapaz  en sus giros de permitir respirar  a este cuerpo ansioso de salitre, de pleamar y bajamar?
    1. Nadie me cree  porque es difícil mirar como yo miro. He discutido con muchos intolerantes que han recriminado violentamente mi derecho a echarlos de nuestro lecho.
    2. Muchos de los que se acercan a la orilla sólo ven, y se emocionan con desmesura por fenómenos menores como una puesta de sol o la blancura de la espuma de las olas. ¡Con qué ingenuidad, pobres criaturas, creen que están cerca de él!
  3. No elegiré la trágica solución a la que otras como yo han optado, cansadas de luchar contra una sociedad cerrada, que, cegada por órganos y formas humanas, consiguió encarcelarlas, pobres mártires, en una cara, una nariz, un pecho humano como consuelo a su natural derecho.
    1. Yo no voy  a  desaparecer bajo la  cambiante piel de mi amado.
    2. Quiero a mi mar  ajeno, fuera, para poder acercarme y asombrarme de su poder.
  4. Para abrazar a mi amado o arrinconarme en su orilla, no puede  haber NADA que oculte su  horizonte.
    1. Me niego a respirar un paisaje restregado contra cuerpos que estropean con sus torpes movimientos nuestra intimidad.
    2. Soy víctima de la ignorancia y con pena me haré  cargo de los transeúntes en el límite de la tierra que toca su cuerpo.
  5. La indiferencia debe pagarse con más indiferencia.
    1. Lucharé por nuestro amor aunque la Humanidad se empeñe en usurpar momentos excelsos, inalcanzables para la sensibilidad mediocre que tristemente habita en la mayoría de los de nuestra especie.
    2. Si realmente no saben ejercer su derecho a mar lo más adecuado es que regresen a su mundo seco y polvoriento, evitando que sus huellas mancillen nuestra orilla.
    3. Eviten situaciones de riesgo.  Aléjense de las costas.
  6. Nadie podrá arrebatarme Mi Derecho a Mar.

 

Facebook: Eva Cubas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s