Marlenis Castellanos – Efímera desorientación

Efímera desorientación

El frío le despertó antes de las siete de la mañana. Llevaba cinco semanas durmiendo sin el nórdico, y sus pijamas de invierno estaban embaladas en el último cajón de la cómoda.

Miró por la ventana y el gris plomo del cielo le sorprendió. Lloviznaba. Por precaución, decidió llevar paraguas y un abrigo liviano al trabajo. Los termómetros de las farmacias marcaban entre 10 y 12 grados.

Ese día, nadie comentó nada sobre el cambio tan intempestivo del tiempo. Se acostó de verano y amaneció de otoño. En los noticieros tampoco informaron acerca del tema. Al día siguiente, la nevada le obligó a rescatar las botas y abrigos escondidos en su habitación. Durante cuatro días, el gris del cielo y el frío intenso invadieron la rutina de la ciudad. El fútbol y los realitys mantenían la pauta en la tele… Esa noche decidió sacar el nórdico para dormir más calientito. Dormía plácidamente, cuando el calor sofocante le despertó antes de las seis de la mañana… Desde su cama, pudo ver el sol, radiante. Todos los noticieros pronosticaban la llegada de la primera ola de calor del verano.

Marlenis Castellanos

2 comentarios

  1. Me gustan los microrrelatos de Marlenis Castellanos porque muestran una realidad cercana pero que, a través de sus escritos, se vuelve surrealista. Quizás porque vivimos en una realidad que se ha transformado en surreal. Felicitaciones y más microrrelatos.

    Me gusta

Responder a Josefa Molina Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s