TE RECOMENDAMOS…La autopista del sur, de Julio Cortázar

La autopista del sur, de Julio Cortázar

Cortázar

Una reseña de Sasa Sosa

La autopista del sur fue un regalo en más de un sentido. Ahora que lo pienso, igual fue un préstamo y yo llevo ya un par de años con el libro… Sea como fuere (nótese la sutileza para cambiar de asunto) es un libro a la altura del autor. Es un libro pequeño, un cuento; es también una genialidad.

Hay unos pocos autores a los que me rindo ya sin el más mínimo sentido crítico, y el señor Cortázar es uno de ellos. Si te preguntas por qué a esta idiota le gusta tanto, no tienes más que ponerte a leer y luego me mandas tu impresiones por el face. No es broma.

Este relato contiene lo que mejor se le da a Cortázar: una situación normal convertida en algo demente, casi onírico, que además supone una critica profunda a la sociedad industrializada e impersonal en la que vivimos. No hay artificios, no hay situaciones complicadas difíciles de entender, no hay diálogos profundos y engorrosos; no hay nada de eso. Lo que hay, lo que cuenta, es solo un atasco en la autopista entre Fontainebleau y París un caluroso domingo por la tarde. Pero no te engañes, ya sabemos que con Cortázar nada es tan corriente como parece.

Si te digo que la obra es un claro exponente del realismo mágico, ya sabes que te puedes encontrar cualquier cosa menos lo que esperas. Todo es tan absurdo como la propia realidad. La genialidad está precisamente en conseguir que la trama sea tan descabellada como admisible. Parece fácil, pero no lo es en absoluto.

Sin avanzar más que un par de metros cada muchas horas, la necesidad construye una sociedad alternativa que obliga a los personajes a establecer relaciones con desconocidos para poder cubrir las necesidades más elementales durante los días que dura el atasco y que los mantiene separados de su realidad cotidiana, la de ‘verdad’.

En realidad, se trata de un retrato crudo de la sociedad; de la cooperación, el oportunismo, la ambición, la entrega desinteresada…todo aquello y su contrario que constituye la vida moderna. Un relato insólito y sublime.

La película italiana El gran atasco es una adaptación cinematográfica del año 1979.

Facebook: Sasa Sosa 

Anuncios

2 comentarios

  1. Muy bueno el comentario de uno de mis cuentos favoritos. En realidad Cortázar se anticipó a estos atascos que hay cada fin de semana, cada puente, cada salida de vacaciones, con tantos accidentes en carreteras y autopistas. Desconozco la película italiana, pero Jean Luc Godard le hizo un homenaje con un atasco similar en la película Week-end de 1967. Sigue reseñando cuentos o libros, Sasa Sosa. Lo haces muy bien.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s