FOTO-RELATO De película

DE PELÍCULA

Se abre el telón. La acción se sitúa en 1950. Una pareja aparece sentada, no muy cómodamente, sobre las piedras de una playa. Él la mira fijamente, con cara de enamorado.

-¡Qué guapa eres, Felisa! Me gustaría darte un beso ahora mismo. Y abrazarte.

-¡Por favor, Rafael! Que mi madre está ahí enfrente, y no nos quita ojo. Además, que tú sabes que no está bien visto que una mujer se bese en público con su novio.

-¡Pero mujer! ¡Si nos vamos a casar el mes que viene!

-Me da igual. Que yo no quiero que me consideren una fresca, que las malas lenguas se desatan con poco. Y si tú, por hache o por be, me dejaras, ¡que Dios no lo quiera!, me quedo para vestir santos, porque ningún hombre se arrimaría a mí sabiendo que he sido besada y abrazada por otro.

-¡Por favor, Felisa! Yo no te voy a dejar. Estoy deseando que llegue el día de la boda. Pero…mientras tanto, mujer, podríamos besarnos y abrazarnos, que en besos y abrazos no quedan embarazos.

-Pero cantan a vísperas, Rafael. Y yo quiero ir al altar con la cabeza bien alta. Después podremos hacer lo que queramos, sin miedo al que dirán.

De pronto, en tono de amonestación, se oye la voz de la madre:

-¡Felisa, por Dios! ¡Hazme el favor de separarte un pisco de tu novio, mi niña, que estás dando un espectáculo!

Se apagan las luces del escenario. Aplausos. Se cierra el telón.

Quico Espino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s