Roberto Iglesias – Maya

Maya

Maya dormita lánguida
su infinita existencia
Ajena a toda temporalidad
simula descansar
reblandecida en un perpetuo
y permanente vibrar
Ausencia y esencia pura
condensa en si misma
la causa exacta
de la sonrisa sedente de buda


Cuanto hacemos 
Cuanto soñamos
Cuanto dolemos
lo imagina ella
Sin acción
Sin pasión
ni desvelo
Como un mero juego
imaginado 

Sin rival 
Sin esfuerzo
Sin trofeo


Primera ley inercial
de todo esto:
Érase una vez un cuento
y dentro 
habitaba todo
soñado por completo
...sin saberlo


Maya sueña 
ahora
que la describo
latiendo muda

Ella, como sin saberlo
Yo, como si fuese veraz
que Existo aquí 
ahora 
... escribiendo



Roberto Iglesias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s