Manuel Díaz Martínez – En verdad os digo

En verdad os digo

El problema
fundamental
de las revoluciones
es igual
al de la Pureza:
tienen
vocación de esfinge.

De ahí que
Pureza
y revoluciones
acaben
heraclitanamente
en la cuneta.

Pastores,
no debéis
echar al campo
las ovejas
inmortales
ni los corderos
inmutables
mientras no sea
enjaulada
la dialéctica.
Digo yo

 

Manuel Díaz Martínez

 

3 comentarios

Responder a lavie Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s