TE RECOMENDAMOS… El cartero de Neruda, de Pablo Skármeta

El cartero de Neruda, de Pablo Skármeta

Una reseña de Rubén Mettini

cartero-neruda

 

Pablo Skármeta, chileno descendiente de croatas, quiso rendir homenaje a uno de los poetas latinoamericanos más grandes con esta novela de apenas 130 páginas, que nos enseña como el dominio de la poesía puede ayudar a iluminar las mentes.

La novela tuvo un éxito rotundo. Fue traducida a 30 idiomas. Los italianos hicieron una película llamada Il postino (El cartero) y el compositor mexicano Daniel Catán creo una ópera basada en esta obra, también llamada Il postino, que se estrenó en la Ópera de Los Ángeles y fue interpretada por Plácido Domingo en el papel de Neruda.

Los dos grandes poetas de Chile son Gabriela Mistral, que recibió el Premio Nobel de Literatura en 1945, y Pablo Neruda que ganó este premio en 1971. Quien haya leído al poeta chileno verá que Skármeta utiliza mucha de las metáforas de la poesía de su coterráneo, así como fragmentos de las memorias de Neruda, publicadas con el título de Confieso que he vivido.

En el argumento de la novela vemos que Neruda vive en Isla Negra. Como aclaración este lugar no es una isla, como indica el nombre, sino un pequeño pueblo de pescadores situado en el litoral central de Chile.

En el año 1969 un pescador llamado Mario Jiménez recibe el encargo de trabajar de cartero. Debe llevarle la correspondencia a Neruda. Es el único que recibe cartas allí porque el resto de la gente del pueblo es analfabeta. Skármeta utiliza un enfoque irónico para describir al pueblo de pescadores, la inocencia del cartero y la vida política de ese pequeño lugar.

Agradecido por la gentileza del cartero, Neruda le regala las Odas Elementales. Mario se compra una libreta para apuntar todas las ideas que surjan para escribir poesías. Pronto el cartero se enamora de la camarera del bar del pueblo y considera que la poesía le servirá para conquistar a la joven. Ambos tienen 17 años, razón por la cual, la madre de la camarera se opone a esos amores, pero la chica queda fascinada por las metáforas que usa el cartero, robadas a Neruda.  

Cuando Salvador Allende sube al poder en 1970, Pablo Neruda es nombrado Embajador de Chile en París. Una de las ideas más bonitas de la novela es cuando el poeta le envía un paquete al pescador. Mario descubre que dentro del paquete hay un grabador. Neruda le pide que grabe los sonidos de Isla Negra porque añora el canto de las gaviotas, el rumor del mar, las voces de su gente. Aquí vemos como el cartero se ha transformado en un amigo importante para Neruda.

No contaré todo el argumento para que quien quiera sumergirse en esta lectura descubra la trama por sí mismo. La novela es un homenaje no solo al gran poeta chileno, sino también al poder de la educación y al valor del conocimiento de la poesía para abrir inesperados senderos vitales. Recomiendo su lectura. Aunque la novela presenta algunos “chilenismos” resulta de fácil y dinámica lectura.

Nota: La imagen utilizada como portada del libro en la edición de Plaza y Janés que aparece encabezando esta reseña corresponde a un fotograma de la película italiana Il Postino, con el actor Massimo Troisi y la actriz Maria Grazia Cucinotta.

Facebook: Rubén Mettini

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s