TE RECOMENDAMOS… El sabotaje amoroso. Ácido sulfúrico. Cosmética del enemigo, de Amélie Nothomb

El sabotaje amoroso. Ácido sulfúrico. Cosmética del enemigo, de Amélie Nothomb

Una reseña de Rubén Mettini

Amélie Nothomb nació en Japón y pasó su infancia en la China. Su nacionalidad es belga y escribe en lengua francesa. La novela El sabotaje amoroso narra fragmentos de su infancia en la China. La autora escribe novelas cortas, de poco más de 100 páginas, un género que los franceses denominan nouvelle. La extensión breve no le impide a la autora narrar una historia completa y llena de matices. Por este motivo comentaré tres de sus obras.

Su prosa tiene una potencia contundente. Dicen que en su escritura “cada frase tiene la fuerza de un aforismo” y es absolutamente cierto. Nothomb posee un enorme talento para centrarse en la trama e introducirse en las motivaciones de los personajes. Uno de sus temas recurrentes es la belleza y la bondad enfrentadas a la fealdad y la malignidad. Casi siempre el protagonista maligno se redime por la influencia del personaje hermoso y bueno.

La autora posee un humor corrosivo. Su escritura está hecha de una mezcla de cultismos, citas de filósofos y escritores y un lenguaje coloquial popular, de este modo conforma una prosa que juega entre ser culta y vulgar y termina siendo muy irónica, casi cínica.

En El sabotaje amoroso un grupo de niños de familias burguesas viven en la China de la década de los 70 del pasado siglo. La novela mira desde la perspectiva infantil la historia de estos críos que dedican su tiempo de ocio a crear bandas y a pelearse entre ellos. La propia autora se enamora de una niña italiana de gran belleza que la ignora. Amélie intentará hacer hazañas heroicas para ganarse el cariño de la italiana.

En Ácido sulfúrico se presenta un reality show al estilo de Gran Hermano. Un grupo de personas están encerradas en una especie de campo de concentración, controlados por hombres y mujeres que cumplen el papel de guardias vigilantes del campo. Son grabados por cámaras durante todas las horas del día. Los espectadores deciden quién tiene que morir y quién debe salvarse. Una chica delicada y de gran belleza opta por mantenerse callada para no encender ni la simpatía ni el rechazo del público. Una guardiana centrará la atención en esta joven. No contaré más nada del argumento para no resultar un spoiler. La novela nos mantiene al acecho de los actos de estos seres buenos y malvados.

En Cosmética del enemigo nos encontramos con la estructura de una obra de teatro. Dos personajes se encuentran por azar en un aeropuerto. El recurso al diálogo, casi forzado, entre los dos protagonistas le permite a la autora sumergirse en el laberinto del cerebro humano y descubrir la clave de un inconsciente enfermizo.

En los clubes de lectura me encontré con lectores que detestaban la literatura de Amélie Nothomb. La recomiendo porque tiene una potencia narrativa inusual y una inteligencia que nos deja sin aliento. A mí me encantan sus novelas.  

Facebook: Rubén Mettini

Anuncios

Un comentario

  1. Me has abierto un apetito voraz de leer estos libros,gracias a tu sapiencia y motivante forma de hacer la exégesis.
    ¡ Eres un erudito sabio! Jijijiji.
    Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s