FOTO-RELATO Porvenir

Porvenir

Rompió el espejo y se levantó de un brinco. Miró a través de la ventana a la vieja encorvada que, a duras penas, arrastraba el carrito de la compra sobre la acera. De pronto la mujer se paró y levantó la vista hacia donde ella le observaba. El fulgor de sus miradas se cruzaron. Por un momento, sintió todo el peso del porvenir sobre sus espaldas.

Jázgar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s