Rubén Mettini – Teseo Molina

Teseo Molina

El barco atracó en el muelle. Ruymán Santana sabía que Molina volvía de Cuba para matarlo. Juntos habían traficado con drogas, pero Ruymán se transformó en confidente de la policía y denunció a su mejor amigo. Por su culpa Molina pasó años en la cárcel y, luego, marchó a Cuba. Ahora regresaba.

Pasaban los días. Ruymán esperaba su visita, la deseaba. Como el Minotauro encerrado en el laberinto, ambicionaba sentir el cuchillo de Santana clavarse en su vientre, derramar su sangre sobre el cuerpo de ese amigo tan amado y a quien denunció porque el otro nunca correspondió a su amor.

Rubén Mettini

2 comentarios

Responder a macuflores Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s